Cirugía Refractiva | Innova ocular

Tratamientos > Cirugía Refractiva

Cirugía Refractiva

¿Que es la Cirugia Refractiva?

La cirugía refractiva, es el conjunto de técnicas cuya finalidad pasa por eliminar o minimizar los problemas refractivos oculares como la miopía, hipermetropía y el astigmatismo.

En la actualidad, la aplicación del láser Excímer constituye la primera elección de tratamiento de cirugía refractiva para corregir este tipo de problemas oculares.

                                 

No obstante, cuando el paciente no es candidato a la cirugía refractiva con láser Excímer, existen otras alternativas quirúrgicas, como el implante de una lente intraocular.

El prestigio de las clínicas de Innova Ocular, se basa en la utilización de las técnicas más vanguardistas y en un minucioso estudio previo personalizado para cada caso, que se lleva a cabo en todos los pacientes con la finalidad de ofrecer las máximas garantías posibles de éxito.

LASIK

Es la técnica más utilizada en todo el mundo para la corrección de defectos refractivos, una intervención sencilla, rápida, segura, indolora y personalizada que se desarrolla en tres pasos:

  1. Consiste en tallar una fina lámina en la superficie corneal con un instrumento diseñado especialmente para este tipo de intervenciones, el microqueratomo. Una vez tallado, se levanta esa fina capa y se hace actuar el Láser Excímer.

  2. El cirujano aplica el láser Excímer sobre la capa intermedia de la córnea para moldearla durante un periodo de tiempo de entre 5 y 45 segundos, dependiendo del tipo y magnitud del defecto a tratar. El láser dispone de un mecanismo de seguridad que controla los movimientos oculares, conocido como eye-tracker y que permite que los impactos se dirijan sólo a aquellas partes de la córnea que deben ser remodeladas para corregir el defecto refractivo.

  3. Una vez que el láser ha realizado su función se vuelve a colocar la fina capa corneal sobre su lecho.

Todo éste proceso dura entre 10 ó 15 minutos y es absolutamente indoloro. Durante las primeras horas, de modo habitual, el paciente puede notar ligeras molestias como escozor o lagrimeo y, al cabo de pocas horas, comenzará a notar la recuperación visual sin depender ya ni de gafas ni de lentillas.

LASIK con Láser de Femtosegundo

Es la técnica que ha revolucionado la cirugía refractiva láser al sustituir el corte del lentículo que talla la lámina en la superficie corneal, por una técnica que lo realiza a través del láser de femtosegundo.

  1. Se talla una fina lámina en la superficie corneal con el láser femto. Una vez tallado, se levanta esa fina capa y se hace actuar el Láser Excímer.

  2. El cirujano aplica el láser Excímer sobre la capa intermedia de la córnea para moldearla durante un periodo de tiempo de entre 5 y 45 segundos, dependiendo del tipo y magnitud del defecto a tratar. El láser dispone de un mecanismo de seguridad que controla los movimientos oculares, conocido como eye-tracker y que permite que los impactos se dirijan solo a aquellas partes de la córnea que deben ser remodeladas para corregir el defecto refractivo.

  3. Una vez que el láser ha realizado su función se vuelve a colocar la fina capa corneal sobre su lecho.

Todo éste proceso dura entre 10 ó 15 minutos y es absolutamente indoloro. Durante las primeras horas, de modo habitual, el paciente puede notar ligeras molestias como escozor o lagrimeo y, al cabo de pocas horas, comenzará a notar la recuperación visual sin depender ya ni de gafas ni de lentillas

PRK

Esta técnica se realiza en la superficie corneal. Consiste en la desepitelización de la córnea, es decir, en la separación del epitelio, que es la capa más superficial de la córnea, empleando una solución especial alcohólica se limpia la parte más anterior del ojo para poder hacer el trabajo con el láser sobre una zona estable; es entonces cuando se procede a realizar los disparos del Láser Excímer sobre un lecho corneal limpio.

La operación dura aproximadamente entre 10 ó 15 minutos, al igual que la técnica Lasik, se realiza con anestesia tópica (gotas). Una vez pasados los efectos de la anestesia puede producir molestias durante los primeros días.

La recuperación, cuando se aplica una técnica de superficie, será progresiva; se puede hacer una vida normal a la semana de la intervención

ICL

Se trata de una técnica de correción de la miopía que consiste en la implantación de una lente extremadamente fina y maleable en el interior del ojo. Es una cirugía aditiva, es decir, no se elimina tejido alguno en el ojo, y por lo tanto, se trata de un procedimiento reversible. Generalmente se emplea en pacientes jóvenes con un alto defecto refractivo, aunque también existen otras indicaciones.

El cirujano inyecta la lente (especial y única para cada ojo) detrás del iris y por delante del cristalino, en un espacio llamado cámara posterior, donde realizará una función similar a una lente de contacto, con la ventaja de no producir molestias y de ser invisible.

Esta lente no requiere ningún tipo de mantenimiento después de ser implantada y es totalmente biocompatible. Existen distintos tipos de lente; nuestros médicos le aconsejarán la más recomendable en su caso.

La operación dura entre 15 y 20 minutos y no requiere puntos. Habitualmente no se operan los dos ojos el mismo día. El paciente se podrá marchar a su casa sin necesidad de llevar el ojo tapado y la recuperación visual es muy rápida.

¿Necesitas información?

Missing fields SOLICITAR INFORMACIÓN Enviar

¿Podemos ayudarte? Siempre vamos a estar al otro lado cuando nos necesites.

DIRECCIÓN Pedro de Valdivia 9 28006, Madrid

 
Contáctanos
Missing fields Enviado Enviar
Solicita información

DIRECCIÓN Pedro de Valdivia 9 28006, Madrid

 

Solicitud recibida correctamente

Te contestaremos tan rápido como sea posible